8 de diciembre de 2011

La mejor forma para empezar un negocio pequeño


Artículo original: The best way to start a small business (Jeff Haden | cbsnews.com)

Cualquiera puede empezar un negocio. Los detalles para empezar un negocio deben ser cuidados al mínimo.

Empezar un negocio que perdure es mucho más difícil y más riesgoso. Mientras más tiempo y dinero invierta más se pone en riesgo.

¿Cómo minimizar los riesgos y maximiza las oportunidades de éxito?

Empiece su negocio y mantenga su trabajo a tiempo completo. Excepto en los casos raros, mantener el trabajo que se tiene a tiempo completo mientras se construye un negocio es la mejor forma. Por supuesto que no es fácil: se necesitará sacrificio, disciplina y mucho trabajo. Pero está bien—si no está dispuesto al sacrificio y al trabajo duro, su negocio fracasará tengo o no un trabajo a tiempo completo.

Para minimizar el riesgo y construir cimientos sólidos para un negocio pequeño exitoso:
  1. Viva como un estudiante universitario. Es casi imposible no gastar dinero antes de hacer dinero; algunos negocios pequeños demoran meses y años para volverse rentables. No asuma que sus ahorros se verán pronto. Elimine cada gota de gasto personal que no sea necesario. Un gran porcentaje de negocios que inician fracasan porque se quedaron sin liquidez, y aunque no sea así, los problemas crónicos pueden llevar a pobres decisiones de largo plazo. Antes de empezar su negocio, corte todos los gastos personales al máximo.
  2. Sea una superestrella en su empleo. Perder su empleo es la última cosa que pueda afrontar, así que sea una superestrella. Trabaje tan duro y eficiente como sea posible. Haga más de lo que otro de alrededor para que pueda salir dentro de su horario sin remordimiento (y sin preocupaciones de su jefe). El dinero y el tiempo son escasos en un negocio naciente. Nunca desperdicie tiempo—no podrá recuperarlo. Trabaje realmente duro en su empleo para que las noches y los fines de semana sean suyos, no de su empleador.
  3. Cree un horario matador. Cuando su día "normal" termina, el de su negocio empieza. Decide cuantas horas piensa dedicar a su negocio cada noche, y añada 25%. Luego comprométase con ese horario. Escriba un horario: si su horario dice trabajar de 06h00 a 22h00, cada noche y de 07h00 a 16h00 los fines de semana, trabaje en esas horas. Vea al horario que creó de la misma manera que ve a su horario de su trabajo actual—no es negociable.
  4. Los obstáculos le llevarán a quejarse de su horario matador. Digamos que empieza una negocio de diseño en internet; una vez que tenga unos pocos clientes estará trabajando las noches y los fines de semana. Será duro, pero es bueno: esos clientes significan que está generando ingresos. O quizás tenga que levantarse temprano para revisar su correo electrónico antes de dedicarse al trabajo. En la mayor parte, sus clientes escogerán las horas de trabajo para usted. Solo mantenga en mente que tener clientes exigentes es en realidad muy bueno, porque significa que tiene clientes. Resista la tentación de quejarse o apenarse de usted mismo, porque eso le hará renunciar a su día de trabajo antes de lo que debería.
  5. Sea un acaparador de utilidades. Al comienzo estará tentado a gastar sus ganancias. Eso es natural. No lo haga. Reinvierta cada centavo. Use sus utilidades para configurar la infraestructura que su negocio necesita. Compre los insumos que necesita. Compre el equipo que estaba rentando. Contrate publicidad para que su lista de clientes crezca. O ahorre dinero para los momentos de crisis. No piense en las utilidades como ingresos; piense en las utilidades como una herramienta para más adelante establecer su negocio.
  6. Mantenga su actual empleo más allá de lo que piensa debería. Decidir cuando renunciar y dedicarse a tiempo completo a su negocio es la decisión más difícil que deberá tomar. Es imposible tomar una decisión objetiva cuando se está cansado, tensionado y enfermo de su trabajo a tiempo completo … en resumen, cuando quiere a su vida de regreso. No renuncie demasiado pronto. Enfóquese en los números, no en  las emociones. Sus finanzas—personales y de su negocio— le permitirán saber cuando es el momento de renunciar a su empleo.

Related post